Slogan: ejemplos históricos de una clave para el éxito

Una buena campaña publicitaria se compone de varios elementos complementarios entre sí. Pero es sabido que uno de ellos puede ser muy influyente para sus características más importantes y darle el cierre indicado a un trabajo. Estamos hablando del slogan, esa frase con la que una marca logra una identidad pública para su producto concentrándose en un mensaje y busca dar resaltar lo más importante de su publicidad.

Hoy les brindamos algunos ejemplos históricos, que en ocasiones han persistido durante años. El primero de ellos, “Just Do It!” (“¡Sólo házlo!”), fue utilizado por Nike desde finales de los años ‘80. Claro mensaje de voluntad y decisión para todos los deportistas que día a día luchan contra la pereza y las dudas. Se ganó automáticamente la simpatía del público.

Otro que hizo historia fue “What happens here, stays here” (“Lo que aquí sucede, aquí se queda”), implementado por la ciudad de Las Vegas para promocionarse turísticamente en el año 2002. La imagen de una mujer sensualmente vestida entrando a una limusina y luego convertida en una profesional de negocios en el aeropuerto, reforzaba el concepto de “zona libre” que la ciudad del juego supo granjearse.

Finalmente, cerraremos con otro que surgió con un fin similar al clásico de Nike: hablamos nada más y nada menos que de “Impossible is nothing” (“Nada es imposible”), el mentado slogan de Adidas. Concebido como una torva frase de aliento para los deportistas, llegó hace muchos años para quedarse y trascender en el tiempo.

Todas estas historias sirven para confirmar que, un buen slogan puede ser la clave del éxito. Piensa bien antes de escribir.

echo ' ';

Comparte tu opinion con nosotros

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
CAPTCHA
La siguiente pregunta te la hacemos para comprobar si eres humano o un robot tratando de enviarnos spam
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.